miércoles, 5 de marzo de 2014

Como la mujer que soy










Como la mujer que soy
ni ángel ni demonio, así me hizo la natura
y como nace todo en el universo, nací mujer sin mi permiso
Hecha estoy, pues, mitad de sombra, mitad de luz

Mi corazón se alegra porque soy mujer
mil detalles afirman que mi corazon se conforma
con todas las señales que rinden mi cuerpo
a la evidencia del tesoro  de la plenitud de la vida

Asumo que debo ser una mujer
 fuerte y plenamente gloriosa en su feminidad
como una ostra cerrada que cultiva, a veces, hermosas  perlas
 fuego ardiente, regazo cálido para acoger alegrías y penas

Como esta mujer que soy
que ríe y llora, ama y se entrega. Mujer hecha para un hombre,
valiente y tierna,  callada cuando se encuentra sola
y débil espuma nacida de aguas frías y violentas

Yo sé muy bien que soy una mujer
 como el sol, sigo aquí en el lugar en que se espera
a veces débil, o fuerte, áspera o suave como la vida me hizo
asustada y trémula porque nací mujer sin mi permiso.

3 comentarios:

Lecy'ns dijo...

Olá Querida Rosa!

Adorei este poema,é a face de uma mulher consciente de si! Lindo!

Por outro lado, lamento sobre a perda dos teus blogues,realmente é um trabalho de muita dedicação que se esvai assim repentinamente. Mas és forte como sua citação poética, e cá estás na retomada.
Parabéns pela bravura em continuar.
Forte abrazo,

Lecy'ns

RosaGp dijo...

Muchas gracias Lecy'ns. Gratifica todo este trabajo leer tus palabras. Hasta pronto. Un abrazo.

David Rubio dijo...

Un texto muy apropiado para el Día de la mujer.
Bellísimo y a la altura del evento.
Un abrazo