martes, 26 de enero de 2016

Indiferencia


Taller Relatos - Frase obligatoria












Intentaba recordar la pena y no conseguía hallarla en su corazón. No era solo aquella pena por él, sino por cualquier causa, aquella necesidad de llorar por lo perdido, por los ausentes, aquella profunda sensación de desamparo. Era, sobre todo, la pena del presente, que sin más había desaparecido de su corazón ahogada en un pozo de indiferencia.

Se miró en el espejo, aquel ser opaco de ojos duros, de boca amarga era él, pero por más que lo intentaba, no conseguía recordar cuándo se había transformado en el ser displicente y frío que ahora era.

6 comentarios:

Carlos Maza dijo...

Buena reflexión. Nuestra imagen frente al espejo nos devuelve muchas posibilidades: recuerdos de quienes fuimos, extrañeza de quienes hemos llegado a ser. Muy bien.

RosaGp dijo...

Te echamos en falta. Los micros se te dan muy bien. Gracias por la visita.

esteban lob dijo...

Sabia reflexión Rosa y gracias por la pasada a mi blog.

S.M. dijo...

Hola, que te acabo de ver en mi blog. El tuyo es muy chulo. Y este micro, también: es el mito de Narciso pero al revés.

Beatriz Martín dijo...

Profunda letras duras pero atrapas excelente me encanta como escribes muy bien un abrazo desde mi brillo del mar

RosaGp dijo...



Hola, gracias a los dos Beatriz y S.M. por vuestra visita y comentarios. Es agradable ver a los amigos por aquí.

S.M. ¿Qué tal estás? Hace mucho ya de aquellos tiempos de crítica literaria y escritura.

Un abrazo para los dos.