viernes, 26 de diciembre de 2014

Mariquita Pérez







(Sin siquiera darse cuenta)

Sin siquiera darse cuenta, la niña la metió en la caja. Dentro olía a viejo y estaba algo estrecho. Pensó que se le iba a arrugar el precioso vestido de fiesta que vestía y que le gustaba tanto. Sonrió ¡qué tontería estar preocupada por algo así!, cuando ni siquiera sabía a dónde la llevaban.

Esa tarde Silvia había llegado del colegio, había recogido varios de sus juguetes y los había amontonado sobre la cama. En aquel lugar estrecho y oscuro, Mariquita comprendió que este año le había tocado también a ella. Era Navidad y vendrían a recogerlos para donar, como todos los años. Silvia había crecido y ya no jugaba con muñecas. 



1 comentario:

marga dijo...

Me gustó leerte escuchando a Angelo Badalamenti, sobre todo la segunda canción del disco The Straigth Story, "Rose's Theme".
Buena selección musical para acompañar tus textos.